¡Siempre lee las etiquetas!

UPM / Alimentación  / ¡Siempre lee las etiquetas!

¡Siempre lee las etiquetas!

Prácticamente desde que los productos comenzaron a empacarse les han incluido una etiqueta que contiene información que es muy importante para nosotros, los consumidores, pero muy pocas personas son las que se detienen a leerla.

Si empezamos a tener una cultura en la lectura de las etiquetas de los alimentos puede ayudarte a tener un mejor control en tu alimentación.

Recuerda que los alimentos frescos nunca podrán ser reemplazados por los enlatados y empacados pero por comodidad y ahorro de tiempo los consumimos sin poner atención a sus contenidos y valor nutricional.

Por es razón te dejamos estos pequeños consejos para que prestes atención a lo que comes y empezar a entender todos esos números con los que están llenas las envolturas de la comida.

  • Conoce el tamaño de la porción y las porciones que hay por empaque.
    Esto es lo más importante que debes hacer pues la etiqueta indica únicamente el contenido nutrimental de 1 porción.
    En dado caso de que el producto tenga más de 1 porción deberás multiplicar la información de la etiqueta por el número de porciones que contiene para conocer el total de lo que consumirás.
    Si tienes un plan alimenticio por un nutriólogo o simplemente quieres cuidarte debes comparar el contenido del producto con tu plan de alimentación.
  • ¿Qué quiere decir light?
    Algo muy importante y que debes tener en consideración es que un alimento puede ser light en cuanto niveles de grasa pero su contenido de azúcar es el mismo.
    La ventaja que tendrás al leer las etiquetas es que fácilmente podrás identificar si el producto que vas a adquirir es verdaderamente reducido en azucares y grasas.
  • ¿Qué significa reducido?
    Un producto reducido es aquel al que se le ha quitado un 25% de algún nutrimento en comparación con el producto original.
    Existen productos reducidos en azúcar, grasas, colesterol y sodio, así que al leer las etiquetas podrás saber en que está reducido.

Convierte la lectura de las etiquetas en un hábito, esto te ayudará a comer balanceada y nutritivamente.

Fuente: LMP

No Comments
Post a Comment